MOKSA es un sueño, una aventura que nace de las playas de Santa Teresa, en Costa Rica, y navega hasta las costas malagueñas para convertirse en una realidad en forma de bikinis y bañadores. 

Del divertido turquesa del Pacífico y del sofisticado azul del Mediterráneo aparece la primera colección de bikinis MOKSA.

La creadora e impulsora de esta marca es Anahí del Río, diseñadora que, entre patrones y tejidos, disfruta de tardes de patinaje y deportes al aire libre, de playas y conciertos, de lecturas y amigos. En esos momentos nace MOKSA; de viajes y aficiones, de inquietudes y deseos.

En sánscrito, antigua lengua hindú, la palabra “moksa” se entiende como “liberación del karma”. Esta es la filosofía que mueve a MOKSA a crear prendas únicas que se adaptan a la silueta femenina, llenándolas de libertad y comodidad de movimientos, y siempre con una mirada puesta en el lado más sensual y sofisticado de la mujer. Bikinis sexys a la vez que románticos, deportivos igual que juveniles.

Con una producción muy exclusiva, fabricada en su taller de Málaga (España), las prendas de las colecciones MOKSA son el resultado de patrones confeccionados con delicadeza y originalidad, detalles que marcan la diferencia, con formas y cortes perfectos para resaltar la belleza de cada cuerpo femenino. De esta manera garantizar un traje de baño que prácticamente será único en su entorno, algo difícil de encontrar en la época que se vive donde la mayor parte de las producciones se hacen a gran escala.

Las distintas líneas cuentan con bikinis de tiras ajustables, además ofrecen la posibilidad de combinar tallas de un mismo modelo y así encontrar el traje de baño perfecto para cada ocasión: para un atardecer de olas y surf o para un día soleado de piscina y amigos.

Los colores y estampados de las telas están elegidos específicamente para favorecer cada tono de piel. MOKSA cuida la selección de tejidos realizando prendas suaves pero duraderas, que proporcionan la comodidad y la resistencia necesarias para innumerables veranos.